Sobre les col·leccions

02592

Fondo del Cau de la Costa Brava

Este fondo es fruto de dos épocas diferentes de la historia del Museo.

Durante la primera época, iniciada en 1920 y hasta 1988 en que el Ayuntamiento de Palamós asume la gestión, el fondo del Cau de la Costa Brava era un reflejo de la concepción del museo como gabinete de curiosidades que imperaba en Europa desde el siglo XVI.

Hay que destacar la colección de ex libris y grabados de principios de siglo XX reunida por Hugo Sanner, uno de los fundadores del museo; el fondo de material etnográfico procedente de tribus de indí¬genes de América del Sur, recogida por viajeros locales; las colecciones de objetos de uso cotidiano; y el fondo de material arqueológico procedente de las primeras excavaciones realizadas en el poblado íbero de Castell.

Desde el año 1990, la incorporación de nuevos objetos y documentos relacionados con la pesca marítima y oficios vinculados procedentes del litoral gerundense ha sido constante.

El Museo de la Pesca conserva y muestra artes y aparejos de pesca de principios de siglo XX hasta nuestros días, aparatos utilizados en la navegación, herramientas empleadas en diversos oficios y actividades (construcción y reparación de embarcaciones, reparación de artes de pesca, venta del pescado) y objetos de la vida cotidiana de la gente del mar.

Fondo de Ciencias Naturales

Claro ejemplo del modelo de museo imperante a principios de siglo, el Cau de la Costa Brava, reunía también un pequeño fondo de Ciencias Naturales formado por especímenes (aves y mamíferos) procedentes tanto de Palamós como de poblaciones vecinas que se incorporaron al fondo entre los años 1920 y 1937, y de una pequeña muestra de ejemplares exóticos cedidos por integrantes de la Asociación que viajaron en la selva del Amazonas o que adquirieron a las tripulaciones de los barcos que llegaban a Palamós desde todo del mundo.

Después de un periodo de recesión, a finales de los años setenta el fondo se enriquece con más de mil setecientos ejemplares de conchas y caracoles recogidos por el segundo conservador del museo y que se incorporaron al fondo de Ciencias Naturales.