L'edifici del Tinglado

tinglado4

El popular tinglado del puerto de Palamós se ha transformado en un centro cultural que acoge actualmente el módulo expositivo del Museo de la Pesca.

Este edificio se proyectó en 1935, como almacén portuario y lugar para la subasta del pescado. Pero nunca llegó a tener aquellos usos. El inmueble fue destruido el 13 de octubre de 1937 en uno de los bombardeos sufridos por la población durante la Guerra Civil.

Al hacerse evidente que el tinglado era un equipamiento necesario para la villa y el puerto, en 1944, fue reconstruido. El nuevo edificio, de planta rectangular, contaba con una estructura de pilares cerámicos y cerchas de hierro. Las fachadas, con portales en las bandas de levante y poniente, se definieron con pilastras y se remataron con un zuncho de hormigón. En poco tiempo, la silueta voluminosa del tinglado, finalizada por la elegante cubierta a dos aguas, pasó a formar parte del paisaje cotidiano y sentimental de los Palamós.

tinglado1A partir de entonces, el edificio tuvo funciones diversas: primero fué destinado a acoger los servicios relacionados con el tráfico comercial y, más adelante, su espacio físico pasó a ser compartido con la Cofradía de Pescadores y usado como almacén de artes de pesca.

En 1999, Puertos de la Generalitat cedió el inmueble al Ayuntamiento de Palamós para destinarlo a usos museísticos. Este fue el paso necesario para poder restaurarlo y convertirlo en la sede actual del Museo de la Pesca.

El nuevo centro abría sus puertas al público el 14 de septiembre de 2002. Desde entonces, acoge la exposición permanente, muestras temporales, centro de documentación y promueve conferencias, tertulias, jornadas y publicaciones vinculadas a la difusión del patrimonio social, técnico, histórico y natural relacionado con el mundo pesquero.